See more about World Brazil 2014Follow World Brazil 2014

Brasil 2014: La tecnología en el Brazuca by



Journal Notes

Decidida a fulminar una de las principales polémicas que empañan al balompié, la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) se deshizo de sus propios miedos y optó por admitir la tecnología en una situación clave: la validez de un gol.

Similar a lo que sucede en deportes como el tenis y el cricket, la Copa del Mundo Brasil 2014 marcará la prueba de fuego para el sistema alemán Goal-Control 4D, cuyo objetivo es aclarar al árbitro si el esférico cruzó o no la línea de cal que reposa bajo el travesaño de cada portería.

Durante una licitación realizada a principios del año anterior, el órgano rector del balompié en el orbe prefirió la herramienta germana sobre GoalRef, Cairos y HawkEye. La razón principal fue que Goal-Control 4D no requiere hacer modificaciones en porterías o balones.

El "modus operandi" del sistema es sencillo: 14 cámaras con sensores son colocadas en la cancha, siete por marco, y están conectadas con el reloj del árbitro, quien recibe -en menos de un segundo- la señal de que fue anotación si la pelota rebasa completamente la línea. Esto se da gracias a que se capta la posición del balón de manera tridimensional. No hay espacio para el error. El criterio o vista del juez central y sus asistentes son cosas del pasado. Al menos, esa polémica será fulminada.

Según cifras oficiales, colocar el sistema implica un costo de 260 mil dólares por cada uno de los 12 inmuebles que albergarán la XX Copas del Mundo, así como otros tres mil 900 billetes verdes por cada encuentro. En total, se invirtieron tres millones 369 mil 600 dólares en este sistema. La FIFA está convencida de que los vale.

Fue puesto a prueba durante la Copa Confederaciones del año anterior y los resultados fueron satisfactorios.

El partido entre Alemania e Inglaterra, correspondiente a los octavos de final de Sudáfrica 2010, fue clave para que Joseph Blatter, presidente de la FIFA, decidiera aprobar el uso de la tecnología en el balompié. Frank Lampard, volante británico, ensayó un disparo al marco defendido por Manuel Neuer. Después de golpear en el larguero, el esférico rebotó dentro del marco, mas el asistente uruguayo Pablo Fandino no lo dio por bueno. Al final, el equipo dirigido por Joachim Löw se impuso por goleada (4-1), pero esa acción marcó el evento.

La polémica sobre el uso de la tecnología reapareció y el dirigente suizo no tuvo más que dar luz verde a su llegada. Fue entonces que iniciaron los estudios y la licitación que terminó con la llegada de Goal-Control 4D, el poderoso aliado de los árbitros, ese que les evitará millones de insultos y hará de Brasil 2014 un Mundial menos injusto... Al menos en apariencia.


Fuente Siete24.mx



Please  log in  to comment.